¿Se debe hacer una limpieza interna uno o dos días por semana?

2018-04-11T13:38:05+00:00 abril 20th, 2017|Día de Limpieza Interna, Peso Saludable|

La limpieza interna nutricional con Isagenix puede adaptarse para ser ajustada a los objetivos y necesidades personales de cualquier persona.

Como existe la opción de elegir uno o dos días de Limpieza Interna por semana como parte del Sistema de Limpieza Interna y Reducción de Grasa de 30 Días de Isagenix, es común preguntarse si uno o dos días de limpieza serán más benéficos.

La respuesta: no existe una forma única de limpiarse.

Se pueden obtener grandes beneficios con cualquiera de las opciones seleccionadas. Sin embargo, hay algunos lineamientos importantes (ver Guía del sistema para reducción de peso) que le ayudarán a aprovechar al máximo los días de limpieza interna.

Las etapas de la limpieza interna

Los días de limpieza interna con Isagenix se basan en un concepto que los científicos denominan ayuno intermitente e incluye uno o dos días cada semana en los que la persona se abstiene de la mayoría de los alimentos. Los días de limpieza interna son diferentes del ayuno ordinario debido al apoyo nutricional que el cuerpo recibe de Cleanse for Life® y los otros productos repletos de nutrientes que se utilizan para nutrir el organismo. Estos productos para el día de limpieza interna incluyen Isagenix Snacks™IsaDelights®AMPED Hydrate, e Ionix® Supreme, por mencionar algunos.

El cuerpo pasa por dos etapas diferentes durante un día de limpieza interna. Estas etapas se relacionan con la fisiología del ayuno y se basan en la cantidad de tiempo que ha transcurrido desde su última comida. Por supuesto, el tiempo que se necesita para pasar por cada etapa es un poco distinto para cada persona, por lo que estos períodos son una estimación general.

La guía del día de limpieza interna es seleccionar uno o dos días de limpieza interna por semana. La razón es que en este período de tiempo es cuando se pueden recibir los mayores beneficios de la limpieza. La limpieza puede durar un período más breve, en especial si es la primera vez que se realiza la limpieza, pero nunca debe durar más de dos días por los motivos que se explican a continuación (ver Más allá de 48 horas: ¿Qué sucede cuando el ayuno dura demasiado tiempo?).

Etapa uno: Estado posterior a la asimilación

Cada vez que comemos, el cuerpo digiere y asimila la comida que consumimos y luego transporta los nutrientes a todas las células del torrente sanguíneo. Después de una comida, el organismo necesita alrededor de tres horas para usar o almacenar todos los nutrientes consumidos. Aunque todos somos un poco diferentes, la primera etapa de la limpieza interna comienza en este punto, que se llama estado posterior a la asimilación.

Durante esta primera etapa, el cuerpo utiliza los nutrientes inmediatamente disponibles de la comida más reciente y comienza a tomar nutrientes almacenados para tener energía y mantener estables los niveles de azúcar en la sangre. Cuando uno se limpia, el estado posterior a la asimilación comienza al cabo de unas tres horas y dura aproximadamente de 12 a 18 horas después de una comida. Imagine que cena por la noche y planea comenzar su día de limpieza a la mañana siguiente. Pasará la mayor parte de esta etapa por la noche mientras duerme y la etapa posterior a la asimilación concluirá en algún momento por la mañana o en las primeras horas de la tarde, dependiendo de cuándo cenó la noche anterior.

Etapa dos: Estado de ayuno

La segunda etapa del día de limpieza se llama estado de ayuno. Este estado comienza alrededor de 12 a 18 horas después de la última comida y termina cuando se ha estado haciendo la limpieza durante más de 48 horas. Durante el estado de ayuno, el organismo quema grasa como primera fuente de energía, aunque todavía necesita una pequeña cantidad de azúcar para impulsar también el metabolismo. El organismo puede almacenar una cantidad limitada de azúcar en una forma llamada glucógeno, pero esta fuente ya se está agotando cuando el cuerpo entra en el estado de ayuno.

Uno de los motivos por el que los productos que apoyan en día de limpieza interna son tan importantes es que, entre otros ingredientes nutritivos, contienen una pequeña cantidad de carbohidratos para proporcionar nutrición continua a fin de ayudar a impulsar el metabolismo, satisfacer el hambre y reducir los antojos. El proceso de limpieza no se interrumpe si se suministra una cantidad específica de carbohidratos como una modesta cantidad de calorías.

Imagine lo que ocurre en el cuerpo durante el estado de ayuno del día de limpieza interna: el cuerpo pasa del estado posterior a la asimilación de la etapa uno al estado de ayuno durante la etapa dos después de agotar los nutrientes de la comida más reciente. El cuerpo quema ahora grasa para generar la mayor parte de la energía. Una señal de la rápida descomposición de grasas es cuando el organismo empieza a producir cetonas para tener energía como una forma leve de cetosis (tenga en cuenta que la cetosis no debe confundirse con cetoacidosis, que es una complicación metabólica relacionada por lo general con la diabetes cuando los cuerpos cetónicos se encuentran en concentraciones peligrosamente altas).

Cuando consume las porciones regularmente espaciadas de Cleanse for Life y otros productos de apoyo a la limpieza, proporciona a su cuerpo una fuente constante de nutrición que también mantiene las calorías en un nivel bajo.

Hay excelentes beneficios para la salud de completar la etapa uno de la limpieza. Sin embargo, al entrar en la etapa dos se activan muchos de los principales beneficios de los días de limpieza interna. El organismo pasa la mayor parte del primer día de limpieza y todo el segundo día de limpieza en esta etapa, por lo que una limpieza de un día y otra de dos días activan los beneficios. No es necesario hacer dos días para generar estos beneficios.

Consulte: Esto es lo que sucede al organismo en un día de limpieza interna con Isagenix

Más allá de 48 horas: ¿Qué sucede cuando el ayuno dura demasiado tiempo?

Si el ayuno continúa por más de dos días, el organismo deja de recibir beneficios y, en cambio, experimenta detrimento. Durante las etapas uno y dos (las etapas posterior a la asimilación y de ayuno), el organismo utiliza los nutrientes y energía almacenados para apoyar el metabolismo normal. Sin embargo, cuando el ayuno continúa más allá del segundo día, el cuerpo pone el freno y el metabolismo se vuelve más lento hasta casi detenerse.

El organismo entra en un estado metabólico que se parece un poco al modo de ahorro de energía. El metabolismo se vuelve más lento cuando el cuerpo se prepara para un período prolongado sin alimento. Esta etapa se llama de inanición adaptada y no beneficia la salud en general ni la reducción de peso. Es la razón por la que los días de limpieza interna deben limitarse a sólo uno o dos días y nunca más de eso. Ayunar más de dos días hace más lento el metabolismo y funciona en contra de la buena salud y la pérdida de grasa.

El período de óptimos beneficios de la limpieza interna.

Los días de limpieza interna son flexibles y, siempre que siga algunos lineamientos básicos, puede elegir la manera de limpiarse. Si es la primera vez que va a tener un día de limpieza, no hace ningún daño comenzar con un período más corto, por ejemplo, de 12 a 18 horas. Este período más corto puede ser una excelente manera de introducir poco a poco los días de limpieza para aumentar la destreza y la confianza. No cabe la menor duda que no hay ningún beneficio de seguir más de dos días. De hecho, seguir más de dos días impedirá su progreso y nunca debe recomendarse. Sin embargo, el ayuno apoyado nutricionalmente en los días de limpieza interna puede ofrecen magníficos beneficios para el bienestar general y ayudarle a alcanzar las metas de reducción de pesos cuando se siguen estos lineamientos para alcanzar el éxito.

Referencias

Gropper SS, Smith JL, Groff JL. Advanced Nutrition and Human Metabolism. 5th ed. Belmont, CA: Wadsworth Cengage Learning; 2009.